MARIHUANA Y PTSD: ¿Puede ayudar a sanar viejas heridas?


El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es una condición de salud mental devastadora que resulta de uno o más eventos traumáticos en la vida de una persona.

Según el Instituto Nacional de Salud, alrededor de la mitad de los adultos en los EE . UU . Experimentarán al menos una experiencia significativamente traumática en sus vidas. Pero eso no significa que desarrollarán PTSD, y la mayoría no lo hace. Pero para aquellos que tienen la mala suerte de tener que enfrentarse a la debilitante agonía emocional del TEPT, puede ser un largo viaje de sanación interior.

Si bien la terapia cognitiva conductual y de exposición son los tratamientos tradicionales y más efectivos para el PTSD, muchas personas que padecen trastorno de estrés postraumático no encuentran el alivio adecuado con estos tratamientos por sí solos.

No sorprende que aquellos que sufren busquen otras formas de curarse y liberarse de la oscuridad siempre presente de su trauma. Un tratamiento alternativo al que recurren las personas para sobrellevar la situación es el cannabis medicinal.

Investigaciones anteriores han relacionado a los pacientes con TEPT que consumen cannabis con una peor salud mental, pero esto no fue concluyente en cuanto a si el cannabis empeora los síntomas del TEPT o si las personas con TEPT tienden más a automedicarse.

Curiosamente, un estudio basado en la población canadiense encontró que aquellos que sufrían de PTSD que no consumían cannabis tenían alrededor de siete veces el riesgo de un episodio depresivo mayor en comparación con los que consumían cannabis, y casi cinco veces el riesgo de ideación suicida.

Entonces, aunque la investigación en profundidad sobre el TEPT y el cannabis aún está en proceso, los estudios de población contrastantes muestran una imagen prometedora.

Cómo ayuda el cannabis con el TEPT

El tratamiento farmacológico convencional para el PTSD implica el uso de ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) para aumentar la serotonina en el cerebro, y aunque los ISRS ayudan a hacerlo, su uso en el tratamiento del PTSD es objeto de debate. Un estudio realizado por el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU. encontró que el ISRS de uso común, la sertralina, no es más efectivo que el tratamiento con un placebo.

Si bien aún se están estudiando los efectos del cannabis, hay algunos factores que sugieren por qué el cannabis puede ser una opción de tratamiento eficaz para el TEPT.

Reduce la ansiedad

En los pacientes con TEPT, uno de los principales síntomas es la ansiedad. El CBD (cannabidiol) es uno de los principales cannabinoides que se encuentran en el cannabis y se sabe que reduce el estrés y la ansiedad. El aceite de CBD es la forma más común de CBD que se toma y está disponible en varios tipos diferentes, como aislado, de espectro completo y de amplio espectro.

El THC ayuda a reducir el REM

Una de las expresiones más comunes del PTSD son las pesadillas, y reducir el sueño REM significa menos sueños y menos pesadillas. El THC tiene una capacidad interesante para reducir el sueño REM. Un estudio realizado en 2008 mostró que ingerir variedades de marihuana con alto contenido de THC reducía el sueño REM.

Alivia el insomnio

El insomnio es más que una molestia menor para las personas que sufren de PTSD, ya que afecta del 70 al 91 por ciento de los pacientes. Las personas que sufren de PTSD a menudo manifiestan un estado de hiperexcitación, en el que el individuo está constantemente (subconscientemente) en guardia, lo que resulta en ansiedad y dificultad para conciliar el sueño.

Hay diferentes variedades de marihuana. No todas las cepas son iguales, por lo que al buscar las mejores cepas para ayudar a conciliar el sueño, lo primero que debe buscar son las proporciones de CBD y THC.

El cannabis contiene varios cannabinoides, pero los dos más notables son el CBD (Cannabidiol) y el THC (Tetrahidrocannabinol). El CBD no es psicoactivo y no hace que te sientas colocado, mientras que el THC es un compuesto psicoactivo, responsable de la sensación de subidón que puedes experimentar al fumar marihuana.

El THC también es responsable de inducir el sueño, por lo que querrás una cepa con más THC que CBD, pero los niveles de THC superiores al 20 por ciento podrían dejarte aturdido a la mañana siguiente.

Signos de esperanza


Aunque la investigación aún está en curso y se necesitan más estudios para descubrir todo el potencial del cannabis para los pacientes con TEPT, la evidencia anecdótica sugiere que los compuestos que se encuentran en el cannabis (en combinación con la terapia tradicional) pueden tener un impacto positivo en aquellos que se recuperan del TEPT.