LA PLANTA QUEMADA: 5 usos médicos del aloe vera


El aloe vera es una de las plantas medicinales más antiguas registradas. Si no has oído hablar de su magia curativa, te han robado. Estaría perdido sin esta suculenta planta frondosa de tallo corto y punta gruesa. Es mi primera fuente de ayuda cuando un miembro de mi familia sufre una quemadura, un problema de piel y mucho más.

Encontrada originalmente en el clima cálido de Arabia, esta planta se ha utilizado por sus componentes cosméticos y farmacéuticos durante miles de años. Las investigaciones han demostrado que su tejido interior viscoso lleno de agua, conocido como gel, contiene más de 200 ingredientes biológicamente activos, como vitaminas, enzimas, minerales, aminoácidos y antioxidantes (como los polifenoles). Todo lo cual puede mejorar nuestra salud.

Conocida como «la planta de las quemaduras», el aloe vera se usa más comúnmente en cremas tópicas, ungüentos y aerosoles. Primero fue aprobado por la FDA para un remedio de venta libre para quemaduras en 1959 y, desde entonces, nuestro conocimiento de sus beneficios en el cuidado de la piel ha aumentado. Aparte de su capacidad para reducir la irritación y acelerar la curación de quemaduras, quemaduras solares, acné, piel seca, psoriasis y tatuajes, también puedes ingerirlo.

5 beneficios médicos del aloe vera

Reduce la placa

Cuando se usa en un enjuague bucal, se ha demostrado que el aloe vera reduce la placa. Estudios recientes han demostrado que los componentes antibacterianos del aloe vera 100 % puro fueron más eficaces para reducir la acumulación de placa que la clorhexidina del enjuague bucal estándar.

Ayuda a curar las aftas bucales

Las aftas o úlceras bucales son un problema incómodo, a veces recurrente, al que se enfrentan muchas personas. Mis hijos a menudo los tienen, y aunque los corticosteroides normales resuelven el problema, cuando no están disponibles, recurro al aloe vera. Al igual que ocurre con las quemaduras y los cortes menores, el gel de aloe vera reduce el dolor asociado con las aftas y acelera la cicatrización.

Reduce el estreñimiento

Esta vez, no es el gel de la planta de Aloe vera lo que ayuda, sino su látex. Se ha sugerido que el aloe del látex, que es una antraquinona, ayuda a aliviar el estreñimiento. Sin embargo, aunque se vende como medicamento de venta libre para el estreñimiento desde 2002, el látex de aloe no es beneficioso para otros trastornos digestivos.

Reduce el azúcar en la sangre

Los estudios sugieren que ingerir un suplemento de aloe vera o beber el jugo de la planta puede ayudar con la diabetes tipo 2, ya que los componentes de la planta de aloe vera mejoran la sensibilidad a la insulina y reducen los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, también hay investigaciones en contra de la ingestión a largo plazo de Aloe vera, por lo que es mejor consultar primero a un médico antes de usarlo para este propósito. 

Proporciona alivio de la acidez estomacal.

Ya he arañado la superficie de los beneficios del Aloe vera en el sistema digestivo; por lo tanto, no es difícil creer que puede ayudar con los síntomas del reflujo. El jugo de aloe purificado es un remedio seguro y eficaz para la acidez estomacal, los eructos y los vómitos. El jugo está cargado de vitaminas, minerales y aminoácidos, y con las propiedades antiinflamatorias del aloe vera, estimula la digestión y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

Lo mejor del aloe vera es que no necesitas ir a una farmacia para conseguirlo. Puedes cosecharlo tú mismo.

El aloe vera es en realidad una de las plantas más fáciles de cuidar. Crece mejor en un ambiente cálido, lo que la convierte en una opción ideal para una planta de interior. Cuando se coloca en un lugar donde recibirá una cantidad óptima de luz solar (de seis a ocho horas para plantas maduras, menos para plantas jóvenes) y se puede regar semanalmente, su planta debería prosperar y estar a su disposición cuando sea necesario.

Cómo cosechar aloe vera

Lo mejor es eliminar las hojas de las plantas maduras que tienen algunos años, ya que contienen niveles más altos de concentración. Para la ingestión o para usar dentro de un roce, corte tres o cuatro hojas exteriores gruesas que estén cerca del tallo de la planta (siendo la base más fructífera).

Lave y seque las hojas, y luego separe la parte exterior de cada una del gel del interior. Una vez que haya expuesto el gel, córtelo en rodajas o cubos. Si tiene la intención de usar su Aloe cosechado de inmediato, puede colocarlo en un recipiente y refrigerarlo por hasta 10 días. Si desea guardarlo para su uso posterior, selle el gel en una bolsa hermética y congélelo. Puede permanecer congelado hasta seis meses.

Si planea usar el aloe vera que cosecha por su látex (una sustancia amarilla similar a la savia), antes de cortar las hojas en rodajas o cubos, deje que la savia gotee en un recipiente y refrigérelo.

También puedes utilizar una hoja de tu planta de Aloe vera siempre que lo necesites. En lugar de recolectar gel, simplemente puede romper una hoja exterior gruesa para frotar sobre el área afectada del cuerpo que desea tratar. Asegúrate de cortar la hoja por el tallo y, aunque puedes arrancarla con la mano, es mejor para la supervivencia de la planta si cortas la hoja. Después de que hayas cortado una o más hojas, puedes usarlas directamente o cortarlas en rodajas o cubos y refrigerar el resto para usarlo más tarde (si es necesario).

Si usted es el tipo de persona que prefiere recurrir a un remedio holístico en lugar de usar productos farmacéuticos, o si no le importan las ayudas de las farmacias pero le gustaría recibir ayuda cuando no están disponibles, una planta de aloe vera es la respuesta. .

Esta jugosa planta verde no solo decorará tu hogar, sino que también aliviará tu sufrimiento. Ya sea que se queme cocinando, se exponga al sol demasiado tiempo, tenga calambres estomacales o quiera dientes más blancos, el aloe vera estará ahí para usted.