Cómo pintar retratos al óleo


Si eres como nosotros, estamos seguros de que estás ansioso por aprender una nueva técnica de pintura, ¿verdad? ¿Quizás algo diferente con tus pinturas al óleo de confianza? ¿Qué tal un desafío?

Bueno… ¿por qué no intentas pintar retratos? Un género que muchos artistas intentan, pero nunca dominan. No estamos proclamando ser maestros, por supuesto, ¡pero esta guía paso a paso tiene todos los consejos que necesita para comenzar a usar sus pinturas al óleo para retratos!

¿Qué equipo necesitarás?

Antes de comenzar con un retrato al óleo, es importante tener todo lo que necesita y tenerlo fácilmente accesible:

  • Una selección de  pinceles  en varias formas de cerdas
  • Pinturas al óleo  en una variedad de colores (como  Georgian o Winton )
  • Un caballete adecuado, por supuesto.
  • Lona o una almohadilla de lona  adecuada 
  • Paletas de mezcla
  • Un lápiz de buena calidad.

1. Componga su modelo

Este primer paso puede ser el que más tiempo consuma, sin embargo, eso no significa que no puedas divertirte con él.

Si tienes una modelo, querrás pasar algún tiempo decidiendo cómo te gustaría que pose. Esto significa probar diferentes posiciones, ropa, colores, texturas y más para lograr realmente el estilo que deseas.

Por ejemplo, históricamente muchos artistas prefieren trabajar con iluminación natural, pero definitivamente vale la pena probar algunas opciones artificiales, ya que pueden alterar toda la dinámica de un retrato. Un foco fuerte, por ejemplo, crea sombras profundas y duras para un efecto dramático.

Si, alternativamente, está trabajando a partir de una referencia fotográfica, entonces es esencial seleccionar una imagen que sea nítida, clara y que tenga buena iluminación. Esto hace que sea más fácil seleccionar los detalles más finos.

2. Comienza con bocetos

Incluso antes de su primera pincelada, debe comenzar haciendo un boceto inicial. Esto le permite marcar los contornos importantes y usarlos como una guía que puede seguir cuando esté listo para aplicar la pintura, ideal para Dibujos de arboles. Piense en esto como casi el «esqueleto» de su retrato, sobre el cual construirá la estructura.

Si así lo desea, incluso podría dibujar una cuadrícula tenue en su lienzo, ayudando con la escala y las proporciones ( recomendamos usar un lápiz con una mina más dura y liviana como H, 2H, 3H, etc. )

3. Prepara tus pinturas al óleo

Es hora de armar tu paleta.

Decida de antemano qué colores le gustaría usar, esto ayuda a ahorrar tiempo y recursos. Si eres completamente nuevo en la pintura al óleo, puede ser una buena idea invertir en un conjunto pequeño y rentable de colores al óleo y practicar la mezcla.

4. Empezar a pintar 

Si hay una palabra que queremos que te lleves de este paso, sería; » capas «.

En primer lugar, las pinturas al óleo son increíblemente espesas y pueden secarse muy lentamente, por lo que es mejor aplicarlas en una capa fina, trabajando por etapas. Algunos artistas incluso diluyen la pintura de antemano utilizando una pequeña cantidad de medio, como el aceite de linaza.

En segundo lugar, querrá trabajar desde el «esqueleto» mencionado anteriormente, comenzando con los contornos y estructuras básicos de su modelo (como la cara y el cuello), la siguiente capa desde allí puede comenzar a agregar los detalles básicos de sus características, como los ojos, la nariz y la boca.

Enjuague y repita. 

5. Agrega bloques de color

Construye tu retrato agregando bloques de color en varios tonos claros y oscuros.

No espere demasiado realismo en esta etapa todavía, su sujeto puede parecer una persona Lego carnosa ( toda forma, sin detalles ) o la «idea vaga» de una persona. No hay necesidad de preocuparse, ¡todas estas secciones inconexas pronto se unirán!

Si está pintando a partir de una fotografía, incluso puede aplicar una pequeña cantidad de pintura en la imagen y usarla como referencia para verificar que sus colores sean correctos. 

6. Refinar, refinar, refinar

Ahora puede comenzar a trabajar para refinar sus bloques, haciéndolos más suaves, mezclando y transicionando los colores donde se encuentran. Asegúrate de no difuminar demasiado, después de todo, no querrás perder el color que buscas crear.

7. Define tus detalles

¡Los toques finales!

Querrá usar algunos pinceles muy finos para esta etapa, para ayudarlo a aplicar los detalles finales a su retrato de pintura al óleo. 

Recuerde, la clave aquí es tener confianza en su visión y, por supuesto, esa práctica hace al maestro. Si es posible, trabaje con el mismo modelo más de una vez, de esta manera se familiarizará con las diversas formas y ángulos de su cara, haciéndolo más fácil cada vez que pinte. 

Una vez que haya terminado, asegúrese de no olvidarse de limpiar sus pinceles. ¡Especialmente antes de que la pintura comience a secarse!